Tendencias de futuro en el desarrollo de un producto turístico cultural

con No hay comentarios
compartir

 

 

Esta vez, os dejo con algunas de las tendencias de futuro que considero clave en el desarrollo de un producto turístico cultural.

 

  • Diferenciación:

Apostar por la diferenciación para desarrollar un producto turístico cultural es clave, el objetivo es crear una propuesta de valor única, que nos haga diferentes al resto. Debemos trabajar la marca, aquello que hará que nos identifiquen.

Para hacerlo efectivo, será esencial comunicar las características que nos harán ser visibles en un entorno cada vez más cambiante y competitivo, pero que a su vez puede resultar homogéneo.

  • “The Experience Economy”

No vendemos un producto de turismo cultural sino que vendemos experiencias. Hay que potenciar el turismo vivencial como apuesta para revalorizar el patrimonio cultural de cada localidad.

En el momento de desarrollar un nuevo producto turístico cultural será fundamental que ofrezcamos un catálogo de experiencias únicas de acuerdo con las necesidades actuales de la demanda.

  • Sostenibilidad y conciencia social:

El turista actual es más consciente de la necesidad de recuperar y conservar el patrimonio, por este motivo será necesario que los destinos apuesten por el desarrollo de productos turísticos que se fundamentan en estrategias de gestión integral.

La demanda percibirá la calidad en aquellos productos que persigan una filosofía que incluye la defensa de la diversidad cultural como recurso turístico, que invita a descubrir y conocer el destino elegido en lugar de conformarse con una simple visita superficial.

  • Incorporación de las nuevas tecnologías al producto:

Desde el punto de vista de la gestión misma de los recursos patrimoniales se tendrá que tener en cuenta que avanzamos de la Web 2.0 a la Web 3.0, donde Internet acontece móvil. Todo el mundo usa aplicaciones en la nube (Cloud Computing), los programas interactúan bien entre ellos, se entienden, los algoritmos simulan inteligencia y son fuente de datos. Los dispositivos utilizan la geolocalización, se incorpora la realidad aumentada y todo se conecta en Internet (the Internet of things). A grandes rasgos, son características que serán fundamentales para la valorización turística de los recursos y su desarrollo como productos culturales.

  • Big Data como oportunidad para la planificación de oferta en turismo cultural:

En este caso se trata de acciones focalizadas a convertir simples patrones, en información de alto valor. Permitirá conocer la demanda con datos reales que mejorarán las estrategias, tanto a corto como largo plazo, permitirán aprender de la experimentación, acelerarán la toma de decisiones y serán clave para el sector de la cultura que tanto necesita optimizar recursos.

 

Seguimos. ¡Un saludo!

 

compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.